lunes, octubre 16, 2006

El bombero de Arizona


¿Qué quieres ser cuando seas grande? La madre de 26 años se quedó absorbida mirando a su hijo que moría de Leucemia terminal. Aunque su corazón estaba agobiado por la tristeza, también ella tenía un fuerte sentido de determinación. Como cualquier madre, deseaba que su hijo creciera y realizara todos sus sueños. Pero ahora eso no sería posible para su hijo, la Leucemia no se lo permitiría. Pero aun así, ella todavía quería que los sueños de su hijo se realizaran...Ella tomo la mano de su hijo y le preguntó: "Billy, ¿alguna vez pensaste en lo que querías ser cuando crecieras?, ¿soñaste alguna vez y pensaste en lo que harías con tu vida?". "Mami, siempre quise ser un Bombero cuando creciera". La madre se sonrió y dijo: "Veamos si podemos hacer realidad tu sueño".

Ese día, más tarde, ella se dirigió a la estación de Bomberos de Phoenix, Arizona. Allí conoció al Bombero Bob, un hombre con un corazón grande como Phoenix. Ella le explicó el último deseo de su hijo y le preguntó si era posible darle a su hijo de seis años un paseo alrededor de la cuadra en un Camión de Bomberos. El Bombero Bob dijo: "mire, podemos hacer algo mejor que eso". Tenga a su hijo listo el Miercoles a las 7 en punto de la mañana y lo haremos un "Bombero honorario" durante todo el día. El puede venir con nosotros aquí a la estación, comer con nosotros, salir con nosotros cuando recibamos llamadas de incendios, por todo lo ancho. Y si Usted nos dá sus medidas, le conseguiremos un verdadero uniforme de Bombero, con un sombrero verdadero que lleve el emblema de la estación de Bomberos de Phoenix, no uno de juguete, sino el emblema amarillo que nosotros llevamos y sus botas de hule. Todo eso es hecho aqui en Phoenix, así que nos es fácil conseguirlo bastante rápido.

Tres días más tarde el Bombero Bob recogió a Billy, le puso su uniforme de Bombero y lo condujo desde la cama del Hospital hasta el camión de Bomberos. Billy tuvo que sentarse en la parte de atrás y ayudar a conducirlo de regreso a la estación. El se sentía como en el cielo.

Hubo tres llamadas en Phoenix ese día y Billy tuvo que salir en las tres llamadas. El fué en tres camiones diferentes. Fué en el Microbus Paramédico y también en el carro del Jefe de Bomberos. También le tomaron videos para las noticias locales de Televisión.

Habiendo hecho realidad su sueño y con todo el amor y la atención que le fué dada, Billy fué tocado tan profundamente en su corazón, que logró vivir tres meses más de lo que cualquier médico pensó que viviría.

Una noche todas sus señales vitales empezaron a caer dramáticamente y el Jefe de Enfermería, que creía en el concepto Hospicial que nadie debe morir solo, comenzó a llamar a los miembros de la familia para que vinieran al Hospital. Luego recordó el día en que Billy había pasado como si fuera un Bombero, así que llamó al Jefe de la estación y le preguntó si era posible que enviara a un "Bombero" uniformado al Hospital para que estuviera con Billy mientras entregaba su alma. El Jefe le dijo: "haremos algo mejor", estaremos allí en cinco minutos. ¿Me hará un favor? Cuando oigan las sirenas sonando y las luces centeando, podría anunciar por los altoparlantes que no hay ningún incendio, sino que es el Departamento de Bomberos que va a ver a uno de sus más finos miembros una vez más y, por favor, podría abrir la ventana de su cuarto.

Como cinco minutos más tarde, un gancho y la escalera del carro de Bomberos, llegaron al hospital, y se extendieron hasta el tercer piso donde estaba la ventana abierta del cuarto de Billy y 16 "Bomberos" subieron por ella y entraron al cuarto. Con el permiso de su mamá cada uno lo abrazó y lo arrullaban diciéndole cuanto lo amaban. Con aliento agonizante, Billy miró al Jefe de Bomberos y dijo: "Jefe, ¿soy verdaderamente un Bombero ahora?". El Jefe respondió: "Si, Billy, lo eres". Con esas palabras Billy sonrió y cerró sus ojos por última vez.

6 comentarios:

cronopio dijo...

soy español pero también me siento un poco colombiano porque viví 3 meses en Bogotá y fue una experiencia inolvidable. Espero que tengan un gran futuro en Australia y que puedan llevar la vida que ustedes han elegido. No se pierdan Kangaroo Island, vale la pena.
¡Un abrazo y suerte!
http://diariosaustralianos.blogspot.com/

misterjay dijo...

Gracias Cronopio, alguna vez mire tu blog y me parecio muy bueno. Con tu permiso voy a colocarlo en el mio.
Saludos. NOs vemos en OZ:

Nora y Nico dijo...

Un blog muy interesante!
Felicitaciones de un Frances y una Bulgara, en expatriacion en España despues de dos años en Cuba (con colombianos!!!)!


Cheers

Nicolas y Nora
http://whatsupinmadrid.blogs-de-voyage.fr/

misterjay dijo...

Gracias por sus comentarios Carlos y Nora.
Un abrazo desde Colombia, proximamente desde OZ.
Saludos.

Anónimo dijo...

SOY UN BOMBERODE COSTA RICA LA HISTORIA DEL NIÑO ES SUMAMENTE COMMOVEDORA Y INSPIRADORA TODOS EN MI ESTACIÓN COMPARTEN LA MISMA IDEOLOGIA

Alma Gitana dijo...

Buenas Noches desde Estados Unidos, hoy llegó a mi este mensaje y al no tener el autor quise verificar la historia y llegué a usted. Como profesional conductual me fascinó la historia. Quisiera saber si es una historia verídica o inspiracional ya que me gustaría transmitirla a un público con ciertas necesidades honrando su autoría. A veces me pregunto que le cuesta al ser humano honrar la autoría de un ente pensante. Mi creencia es honrar el tiempo y la esencia de un ser silente en voz pero no en intelecto.

Reciba mi respeto con afecto,
Janet